Nuestros principios en Camboya

2

Posted by Giom | Posted in Asia Sureste, Camboya, El viaje | Posted on 16-07-2013

“Seguid al chico de la moto”. Nos dice un policía en la frontera entre Vietnam y Camboya. El chaval nos lleva por una serie de caminos de tierra a izquiera y derecha y nos deja enfrente de un edificio. Allí se despide. De allí vamos con otro oficial, callejeando por el pueblo hasta su casa. Después de sortear algunas gallinas, el policía saca un taco de visas de un maletín y como quien da una entrada para el teatro, nos da nuestros visados. Le quita la pegatina, los pega en el pasaporte y tras sellarlos, nos dice: ¡Bienvenidos a Camboya!

Nos hemos quedado sorprendidos e intuímos que va a ser diferente. Apenas unos kilómetros de la frontera vemos las primeras casas, elevadas sobre pilares de madera, bambú o cemento. Hemos hecho casi 100km desde que salimos por la mañana de Long Xuyen, en Vietnam, por lo que tras pasar la frontera buscamos un sitio donde pasar la noche. El río está cerca y nuetra cabeza piensa en un baño para relajarnos y quitarnos el sudor el día. Pensanmos: “el río convalida por ducha”, ¿verdad?.

Nada más pararnos se nos acercan unos niños que nos llevan a una casa. Todo parece apuntar que nos dejan dormir en el suelo, pero tras un rato, nos dicen que no. Desconcertados buscamos otro sitio. Una cabaña cerca del río, abandona, estupendo! Al rato de estar comiendo, se acerca un policía y nos “recomienda” ir a otro sitio, a una pagoda. Pensamos que estamos bien y nos hacemos un poco los locos, que no entendemos. A la media hora se presentan otros dos policías (entre niños, gente del pueblo y policías… había allí más de 30 personas, nosotros impresionados, como viendo una película). Éstos últimos hablan inglés, y al final nos invitan a dormir con ellos en la comisaría, que es supuestamente más seguro. Así que sin mucha elección les seguimos. Al final resultan simpáticos y tenemos sitio donde dormir y una ducha.

A la mañana siguiente nos ponemos rumbo a Phnom Penh, la capital de Camboya. Podríamos llegar a la tarde, pero decidimos que pararemos unos kilómetros antes para llegar a la ciudad a primera hora de la mañana.

De camino a Phnom Penh, nos encontramos con Ting, un joven chino, que aprovechando sus vacaciones de verano en la universidad, ha cogido su bicicleta para recorrer el sudeste asiático. Es estupendo encontrarnos con otros ciclistas y rodar juntos unos kilómetros. Paramos unos 30 km antes de la capital en una pagoda, donde podemos dormir, darnos un baño en el río y descansar. La vida en una pagoda es muy intensa y siempre hay gente haciendo cosas. Los niños vestidos con sus túnicas naranjas se interesan por las bicis y nos reímos mucho con ellos. Desde que entramos, la gente de Camboya nos brinda la mejor sonrisa y es raro pedalear mucho tiempo sin encontrarse con una. Generalmene acompañada de un “Hello” o como dicen aquí “Sus rei”.

El viernes entramos en el mogollón de la capital, y después de pasar por la embajada de Thailandia (donde tramitamos el visado para 60 días) vamos a visitar el proyecto de “Small World”.. Allí Charles, Sela, Rithy y otras personas ayudan a los jóvenes locales. Les ayudan, aconsejan y les proporcionan el espacio para que desarrollen sus ideas de proyectos, empresas o sueños personales. Fruto de ello son unas visitas en bici por la ciudad, un pequeño restaurante y mil cosas más. Además hay voluntarios extranjeros que ayudan y colaboran con el proyecto.

Estaremos en Phnom Penh hasta el miércoles o el jueves de la semana que viene, que recibiremos nuestros pasaportes con los visados de thailandeses. Hasta entonces exploraremos la ciudad, la gran cantidad de pagodas que se esconden entre las casas, con suerte veremos a nuestros amigos Astrid y Gerd (dos ciclistas austriaca y alemán, que encontramos en Kirguistán) y muchas cosas más.

¡La cuenta atrás en Camboya ha empezado! 30, 29, 28…..

Comments (2)

Incredible!
The last adventures are very good! Enjoy the country!!

Pd.- Cuando vuelvas a españa quiero ver como cocinas todo lo que estas aprendiendo Felix!

jajaja, eso está hecho!!!!

Write a comment

Notify via Email Only if someone replies to My Comment